Soluciones con Ingenio.

Cuando nos disponemos a fotografiar en la naturaleza es indispensable el uso de materiales de primerísima calidad como cámaras, objetivos, flases, hides… pero no sólo eso hace que podamos conseguir la imagen deseada, existe una herramienta mucho más potente que cualquier cámara u objetivo que es el “INGENIO”, nos hace que saquemos lo máximo de cada uno para poder llegar a esas imágenes que tenemos en nuestras cabezas y sin él no seriamos capaces de experimentar lo que la naturaleza nos da. No se trata de llegar a la localización sentarse y listo, tenemos que plantearnos un método de trabajo, discurrir la mejor y más adecuada manera de engrandecer la especie que estemos fotografiando. Debemos trabajar con una misma especie día a día hasta que podamos plasmarla de la forma deseada, y para que podamos llegar a ello la gran mayoría de la veces es el “ingenio” nuestra mejor herramienta.

Martin pescador emergiendo con su presa

A continuación os voy a enseñar como poco a poco e desarrollado métodos de trabajo con materiales muy al alcance de todos. Cuando empiezo a trabajar con una especie lo primero que me planteo es como poder llegar a realizar la fotografía deseada, en este ejemplo se trata de un Martin Pescador emergiendo del agua. Para hacer esta fotografía no se utilizó pecera, fué en la misma charca donde habitualmente pesca. ¿Cómo hacer que pesque siempre en un mismo punto?, pues una vez capturados pececillos con un salabre de su misma charca con un minúsculo hilo de cobre de los mucho que lleva cualquier cable que podamos encontrar en nuestro domicilios, amarrar uno a uno por la cola y todos ellos a un palo que clavaremos al fondo de tal forma que cuando nuestro Martin se tire a pescar pueda llevárselo sin ningún problema. ¿Y como bajar el punto de vista?. Para poder bajar el punto de vista sería muy fácil si pudiéramos disponer de una carcasa submarina, pero como no es algo barato ni fácil de conseguir en vez de utilizar la pecera para el Martin la utilizamos para nuestra cámara, semi-enterramos la pecera y así hace que podamos obtener un contrapicado en vez de un picado.

Para fotografiara una Lechuza que se posaba en una ventana de una casa en ruinas a unos 4 metros del suelo, hicimos una plataforma la cual colocamos en la pared con unos tacos y tornillos, eso nos dio la perspectiva deseada y poder fotografiarla a su nivel. La plataforma constaba de dos alturas, la de arriba donde colocamos nuestra rótula con un tornillo de 3/8 y así poder encuadrar al gusto, y la de abajo donde poder colocar nuestros flases.

 

Hay veces que el mejor método de fotografiar ciertas especies es utilizar la barrera, ¿y click here cuando no se tiene, cómo podemos sustituirla? Pues de ello vamos a hablar. Prácticamente la idea fue la de un mando disparador, pulsas y dispara, pero a gran escala, con unos tableros hicimos una escuadra donde posteriormente pondremos la base y a ella atornillamos unas bisagras que son las que iban a soportar el peso del cebo, al cazarlo se activaría o bien con el movimiento del cebo o por el propio peso del ave al posar o tirar, eso fue todo y la verdad que funcionó muy bien. Este es un ejemplo de cómo queda ese susodicho disparador una vez puesto en el campo. Un pequeño agujero, ubicar la cámara y flases y listo.

En un comedero siempre existe la oportunidad de poder fotografiar a las aves deslizándose por un posadero hacia donde le ubicamos la comida. Suelen ser tan rápidos que la mitad de las veces no da tiempo ni tan siquiera enfocar, el poder solucionar ese tema fue tan sencillo como poner la comida en otro posadero cercano impidiendo que pueda comer desde él, sólo poder comer desde el posadero donde queremos fotografiar, en éste caso se estaba cebando con magdalenas y estas las pusimos en un pequeño comedero muy compactada y así no podérsela llevar a trozos a otro posadero donde comérsela.

Este artilugio está más que inventado, la gran mayoría pasa un velcro alrededor del parasol de nuestro objetivo y así consigue poner nuestro flash en el parasol, pero pierde su efectividad cuando pasamos de horizontal a vertical, en mi caso lo utilizo cuando fotografío en lugares donde no sé por donde va a entrar nuestro modelo o en lugares donde no tenemos posaderos, por ejemplo la marisma, le colocamos nuestra abrazadera al parasol y da igual vertical que horizontal que nuestro flash está totalmente sujeto sin miedo de caerse en ninguna ocasión.

El fotografiar a ras de suelo en un método de fotografiar cada vez más utilizado por los usuarios, hay veces que nuestros trípodes no disponen de poder abrir todas sus patas a 180º y una forma de poder fotografiar sin tener que comprar otro trípode sin barra central es fabricarnos uno casero, con una pieza central donde poder poner el tornillo de 3/8 para nuestra rótula y tres listones de madera que fijaremos con unas bisagras, tenemos nuestro trípode para poder fotografiar a ras de suelo sin ningún problema y tan seguro como el mejor de los trípodes.

Existen en el mercado multitud de accesorios para poder poner tanto flases como queramos en un solo trípode, en éste caso como en los anteriores con una simple pletina de acero inoxidable, dos taladros en las esquinas y una rosca hembra de 1/4 tenemos nuestro soporte para dos flases ocupando el mínimo espacio posible en los montajes y poder tener dos flases en un solo punto para poder potenciar más la luz.