Fotografiar con Hidrohide

El Hidrohide es un sistema de ocultamiento flotante donde poder colocar nuestra cámara para poder fotografiar y moverte dentro del agua sin que los animales puedan vernos y obtener planos bajos y buenos acercamientos. No hay un modelo a seguir donde poder fijarnos para hacerlo, hay una infinidad de formas el cual cada usuario lo adapta a su forma de trabajar. Yo en este articulo os voy a mostrar el cómo se hace y cómo se fotografía con Hidrohide.

_DSC2451

Una vez ensamblado todo pasamos a darle una capa de fibra de vidrio y poliéster y así nos aseguraremos de que sea lo más estanco posible y la mayor flotabilidad. El utilizar la fibra de vidrio y poliéster hace aumentar al hidro su peso, un punto negativo a la hora de trasportarlo pero uno positivo en al agua, la estabilidad aumenta en más de un 50% en días de viento donde el agua no está calma. La cúpula la formamos con dos varillas huecas de 2m de largo cada una la cual curvaremos y atornillaremos al hidro con unas bisagras para que podamos abatirlo para el trasporte. El tornillo donde sujetamos nuestra rótula lo fijamos a un taco de madera de 15x15x2, el cual una vez fijado atornillaremos a la base de nuestro hidro. Una cosa que tenéis que tener en cuenta es la rosca que utiliza nuestras rótulas, pues no son rosca métrica, sino en pulgadas, es decir, la que nos haría falta para fijar la rótula al hidro seria 3/8. Antes de atornillar varillas y el soporte de la rótula pintaremos con una pintura verde mate toda la superficie. Atornillamos las varilla a las cuatro esquinas de nuestro hidro y la base de fijación de la rótula y le ponemos una tela de camuflaje o de un color que se camufle bien con nuestro entorno y lo grapamos alrededor del hidro, donde posteriormente lo terminaremos con una redes de camuflaje que le van a dar el aspecto final. Para click here que se mantengan la varillas sin que se cierre la cúpula utilizamos un taco de madera de unos 60x3x2 de largo donde a una de las cabezas le atornillaremos un cáncamo y la otra le haremos una hendidura para que tense la cúpula y no se escape. Para colocar este tensor de madera abrimos el cáncamo, lo ponemos en una de las varillas y lo cerramos para que no se escape. Una vez montado pasamos a abrir el orificio de nuestra lente y los agujeros laterales y frontal para poder ver a nuestro alrededor sin ser vistos. Ya a nuestro gusto podemos adaptarle por dentro unos compartimentos estancos para meter multiplicadores, tarjetas…

El primer consejo que os puedo dar es siempre utilizar neopreno y a ser posible de manga larga con escarpines de suela dura pues uno no sabe lo que puede llegar a pisar. ¿Porqué manga larga?, pues muy sencillo, una vez dentro del agua podemos hacer fotos a Patos o Garzas a una buena profundidad de agua o Limícolas sin agua alguna y os aseguro que los codos es imprescindible tenerlos protegidos. Otro de los consejos es ir siempre acompañado por algún compañero y siempre comunicado, en nuestro vehículo dejar en el salpicadero constancia de lo que hacemos pues no es la primera vez que se desmaya alguien practicando hidro por un golpe de calor, un día de verano a las 18 horas fotografiando limícolas puede hacer una temperatura en el interior de 45 grados, llevar siempre agua para beber. Buscar un punto donde bajar nuestros hidros al agua para poder salir sin que seamos vistos por las aves. No es la primera vez que buscando especies nos enredamos con algún arte de pesca (redes, hilos de pesca…) no estaría mal llegar consigo una navaja. Un trapo o toalla pequeña para poder secarnos las manos o el sudor y algo que nunca me falta es el insecticida antimosquitos. Y para terminar os dejo unas fotos de muchos de los amigos con que hemos compartido esta maravillosa afición y algunos ejemplos más.